932 151 709             
Área de clientes

ORTODONCIA

Para corregir la posición incorrecta de los dientes utilizamos aparatos que son casi siempre fijos. Así facilitamos la eficacia y la colaboración del paciente.

Dependiendo de cada caso utilizamos aparatos de diferente tipo: aparatos metálicos, de cerámica, férulas de alineamiento o incluso aparatos linguales, que se pueden colocar por dentro.

La duración media para este tipo de tratamientos es de 18 a 24 meses. Con una visita cada seis semanas, el total de visitas hasta finalizar el proceso está entre 12 y 20 por tratamiento.

Los niños deberían visitar al ortodoncista por primera vez a partir de los 6 o 7 años. Durante ese tiempo el crecimiento de la boca y la posición de los dientes que tienen que salir debe vigilarse para asegurar que todo sigue un proceso normal.

Los problemas de paladar estrecho o el crecimiento anómalo de los huesos de la cara pueden ser una de las causas por las que iniciar el tratamiento en el momento en el que lo veamos, aunque sea en una edad temprana. Son los tratamientos a los que llamamos Ortopedia. Eso podría evitar mayores problemas en un futuro y solo el ortodoncista está entrenado para aconsejarle de manera adecuada.

Un buen tratamiento de ortodoncia facilita la masticación, el habla y el equilibrio entre la musculatura facial. Aún así la mayoría de las ortodoncias no se empiezan hasta haber completado el recambio completo de los dientes, eso es unos 12-13 años aproximadamente. La duración media para cualquier tipo de tratamiento es de 12 a 18 meses. Con una visita cada seis semanas, el total de visitas hasta finalizar el proceso está entre 8 y 12 por tratamiento.

Los tratamientos de ortodoncia pueden realizarse a cualquier edad. Antiguamente la creencia era que solo a los niños se les podía realizar un tratamiento con aparatos. Desde hace años ya sabemos que eso no es así. Es más, casi la mitad de nuestros pacientes, son pacientes adultos.

Muchos pacientes adultos pueden beneficiarse de un tratamiento de ortodoncia para poner los dientes rectos, solucionar los problemas originados por la pérdida de dientes o enderezarlos para poner un implante posteriormente.

También el tipo de aparatos y la duración de los tratamientos ha cambiado mucho. Muchos pacientes solicitan estética y comodidad. Los aparatos fijos tipo brackets pueden ser metálicos o el bracket cerámico más cómodo resistente e invisible del mercado: 3M clarity advanced.

El tiempo de tratamiento y el movimiento entre ambos es el mismo, solo difieren en la estética. Los aparatos fijos facilitan la colaboración del paciente, aunque requieren mayor esfuerzo a la hora de limpiarlos y mayor cuidado a la hora de comer. Por ese motivo la tendencia actual en pacientes adultos y adolescentes es la de llevar alineadores invisibles.

El doctor Joan Rossell solo trabaja con el sistema Invisalign, número 1 en el mundo y líder en los tratamientos de ortodoncia estética. La ortodoncia invisible es ideal por su comodidad, simplicidad y grandes resultados. Mediante un complejo y avanzado sistema informático y de fabricación, Invisalign puede mover los dientes exactamente igual que los aparatos convencionales de ortodoncia fija.

Los tiempos de tratamiento son incluso más cortos que con los brackets, y necesitan menor cantidad de visitas por lo que es ideal para pacientes con poco tiempo disponible o incluso si residen fuera de la ciudad o en el extranjero.

Una vez terminada la ortodoncia es imprescindible mantener la posición de los dientes tal cual los hemos colocado, para evitar que estos puedan moverse. Idealmente nosotros aconsejamos la colocación de retenedores fijos por encima de los retenedores removibles, pues facilitan la colaboración y evitan mayores problemas de recidiva en un futuro.

Son muy cómodos, causan muy pocas urgencias y todos los pacientes se acostumbran a ellos con mucha facilidad. Si el paciente no lleva la retención o no acude a las visitas para controlar que todo funciona adecuadamente, los dientes, debido a la maduración de los tejidos, podrían volver a moverse de nuevo.

El Doctor Joan Rossell como especialista en ortodoncia es el profesional con mayor experiencia y conocimiento para solucionar tu malposición dental. Los ortodoncistas realizan una vez finalizados los estudios de Odontología, un máster específico de 3 años de duración con el objetivo de adquirir la máxima capacidad de conocimientos, y poder proporcionar el mejor tratamiento posible.

Acuda solamente a un especialista en Ortodoncia. El doctor Joan Rossell es además Miembro Diplomado por la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO), siendo la máxima categoría clínica que otorga la Sociedad por haber presentado sus casos tratados con excelencia.

CONSULTOR DENTAL

¿Tienes alguna duda o algún problema? Habla ahora, sin compromiso, con nuestro Consultor Dental. Así ahorraremos tiempo y podremos resolver tus preguntas o asignarte al especialista adecuado para tratar tu caso.

× Whatsapp